Centro de formación

El reciente edificio modular del nuevo comedor plantea una disyuntiva entre su desmantelamiento o aprovechamiento tras la recuperación de la actividad del comedor nº1. El edificio, de poco valor arquitectónico y con una implantación urbana discutible, provoca un notable impacto visual y un contraste con el diseño general de la Ciudad.

Sin embargo, partiendo de la premisa de reciclaje y reutilización de lo existente, parece conveniente su mantenimiento, proponiendo una intervención estética de la envolvente que intente suavizar el impacto actual. Se optarían por tonos terrizos oscuros sobre una base negra que se aplicaría sobre la estructura y carpinterías, intentando que el edificio pase visualmente desapercibido.

  • Acondicionamiento para 4 talleres/aulas con acceso directo al exterior mediante portones
  • 2 módulos de vestuarios en la crujía central, ampliada.
  • Nueva entrada principal por el lateral
  • Reubicación de carpinterías, preferentemente al norte
  • Nueva paleta cromática

En cuanto a su interior, pensando en la diversificación de los servicios que pueda ofrecer la Ciudad y en la configuración del edificio a base de pabellones o naves, podría adaptarse como centro de formación ocupacional y empleo para personas inactivas del concejo.

Para ello, se dividirían las dos naves en dos aulas o talleres cada una y el cuerpo bajo que las une serviría de corredor y acceso principal por el lateral. En su interior daría cabida a dos piezas de vestuarios con aseo para ambos sexos. Las puertas a fachada delantera se sustituirían por portones para un uso ocasional según necesidades.


No hay comentarios: