Urbanismo sostenible

Uno de los objetivos del urbanismo actual es el aprovechamiento de los recursos disponibles y la apuesta por una mejor eficiencia energética. Para ello, se tiende al reciclaje de los materiales de construcción, la minimización del impacto ambiental, el empleo de superficies absorbentes, el aprovechamiento de energías renovables, el uso de elementos de bajo consumo y la implantación de sistemas centralizados de distribución y gestión.

Aplicando cada uno de estos principios, la Ciudad se podría convertir en un caso de urbanismo sostenible ejemplar que serviría de base para otros desarrollos urbanos futuros. Estas serían las líneas maestras (algunas explicadas con mayor detalle en otros apartados):

  • Mantenimiento y reposición de materiales y acabados en los edificios
  • Gestión de residuos de construcción para su reciclaje en otros materiales o para el uso como rellenos controlados.
  • Uso de nuevos materiales con alto contenido en materia reciclada y/o reciclables.
  • Calles con drenaje continuo filtrante al terreno mediante la discontinuidad de los pavimentos.
  • Alumbrado de muy bajo consumo y aparatos eléctricos de gran eficiencia.
  • Centralización del sistema de datos y telecomunicaciones.
  • Centralización energética.

A continuación, debido a su singularidad y versatilidad, se explica este último en mayor detalle.

 

Centralización energética


El carácter disperso de la Ciudad, con chalets de muy baja superficie y orientaciones muy diversas, promueven esta centralización de recursos frente a sistemas individualizados. Se crearía así un sistema eficiente tanto en el uso de recursos como la reducción de los costes.

El centro de este sistema se ubicaría en el edificio del antiguo comedor nº2. Aprovechando el espacio disponible de la antigua cocina y el espacio trasero, se ubicaría una central de cogeneración que ha base de la conversión de materias primas de diversa procedencia, se generaría calor y electricidad para aportar la Ciudad.

Según el esquema siguiente, se podría tomar la energía de diversas fuentes:

  • Solar fotovoltaica mediante la ubicación de placas en la gran cubierta inclinada de la sala polivalente, para aprovechamiento eléctrico directo.
  • Solar térmica a través de placas ubicadas en la cubierta orientada al sur, logrando el mayor rendimiento posible de las mismas.
  • Combustión de biomasa procedente de restos de poda, siega y pellets, que serían previamente tratados en un silo de compost ubicado en el recinto exterior trasero.
  • Otras fuentes a tener en cuenta como la geotermia, eólica o incluso investigando en el aprovechamiento de la fuerza mareomotriz.

Este mix energético sería tratado conjuntamente o por partes para producir:

  • Climatización urbana (llamada también por el término anglosajón Street Heating) para los chalets y otros edificios a través de una red conducciones aisladas de agua caliente bajo las calles. Esta aportación satisfaría las necesidades de calefacción y agua caliente sanitaria de los residentes.
  • Energía eléctrica para autoconsumo en alumbrado público y aportación al resto de la red, que sería convenida con la compañía suministradora.

En Asturias existen ejemplos similares de aplicación de este sistema, como por ejemplo, en la cooperativa Alfonso II del barrio de Buenavista en Oviedo, en el FUNDOMA o en el futuro barrio de EcoJove en Gijón.

 


No hay comentarios: