Las plazas

Las plazas, como nodos urbanos de la Ciudad, precisan de un tratamiento particular y singularizado según el funcionamiento de los edificios a los que sirve. Con una mayor vocación peatonal, se reducen las calzadas al espacio mínimo indispensable y se normaliza la ubicación de los aparcamientos.

A continuación se detallan las actuaciones en cada una:

 

Plaza La Residencia


La desaparición de la antigua Residencia y el solar dejado en su lugar dejan un espacio a ordenar en pleno acceso a la Ciudad. La configuración actual, predominantemente destinada a aparcamiento y a un desordenado circuito de entrada y salida de vehículos, deja un espacio urbano degradado e impropio como recepción de la Ciudad.

La ordenación que se propone trata de renovar esta entrada simplificando y reduciendo de forma drástica el espacio para el tráfico rodado, convirtiéndolo en una auténtica plaza de bienvenida. Toda la circulación se pasaría por la parte sur del espacio a través de una calle de 3 carriles (uno de entrada y 2 de salida) y mediana. Al final de ella, una pequeña glorieta distribuiría los giros necesarios para conectar con el resto del callejero o salir sin la necesidad de entrar en él.

El resto del espacio liberado, la plaza, se delimitaría por el noreste por la nueva pieza del hotel con una disposición en L y al norte por un soportal permeable que conecta el hotel con el pabellón, creando un ámbito protegido de los vientos, orientado al sur.

La composición de la plaza se basaría en la división en dos zonas a través de un nuevo eje peatonal diagonal. Este eje se basa en la disposición de la estación de ferrocarril y sus visuales hacia el mar, de manera que crea un amplio paseo de conexión con la zona de la playa de Huelgues y marca el límite al que llega el edificio del hotel. Las zonas resultantes albergarían sendas zonas verdes, una pradera despejada representativa del edificio del hotel, y otra arbolada y fresca y que oculta el aparcamiento de acceso.

Al norte del hotel se mantendría la pradera actual, ahora exenta de tráfico a su alrededor.

Al sur del vial unificador se dispondría de un aparcamiento soterrado para suplir la eliminación de plazas de aparcamiento en este espacio y dar servicio al hotel. Sobre él se mantendría la pradera actual con la posibilidad de reinstalación del campo de minigolf actual.

Como última pieza de la plaza a actuar, se incluiría la estación. La intervención trataría de mejorar la accesibilidad completa a andenes mediante rampas y la habilitación de un paso bajo las vías, creando así un nuevo acceso peatonal seguro desde el resto de la parroquia. También se crearía una nueva marquesina en el andén del lado de la Ciudad que remataría el conjunto.

 

Plaza Asturias


La actuación principal se centraría en la reducción de la desmesurada anchura de la calzada circular. Por otro lado, debido a la configuración de cruce de una calle de entrada y dos de salida, se ve interesante la supresión del tramo habitualmente no usado de dicha calzada. Sin embargo, se mantendría el carácter circular de la glorieta, incluyendo el énfasis del círculo central mediante elevaciones del terreno creando un pequeño área estancial verde atravesado por un camino de atajo.

A nivel peatonal se mejorarían las conexiones entre los edificios y se impediría la entrada directa de vehículos al porche del actual edificio de Dirección. Por otro lado, el espacio destinado a aparcamiento se acotaría tanto por el exterior como por el interior de la calzada en unas zonas específicas en cordón y batería respectivamente.

 

Plaza Pelayo


La experiencia de uso de esta plaza elíptica como aparcamiento desordenado tanto por el exterior de la elipse como por el interior, con problemas a veces de bloqueo de los giros, muestra la necesidad de establecer cierto orden.

Se dividiría la plaza en dos zonas diferenciadas, una en la zona más excéntrica destinada exclusivamente para circulación, y la menos, para aparcamiento en cordón y batería bien delimitados. Esta última zona, debido a su configuración y un uso menos veloz, tendría un tratamiento semipeatonal.

 

Plaza Carranques


La principal actuación en este espacio inmediato a la playa trataría de mejorar la accesibilidad a todos sus niveles y mejorar la relación de los edificios de bar, salvamento y vestuarios. Esto llevaría además a prolongar carácter exclusivamente peatonal de esta plaza al tramo de la calle Playa de Carranques.

Como premisa inicial, se conservaría el singular pavimento de ladrillo y mortero de la plataforma principal, restaurando las zonas más erosionadas, y se mantendría la antigua fuente de roca, hoy convertida en jardinera. Sin embargo, se promovería la demolición del muro y escalera circular de la plataforma superior verde, sustituyéndolo por otro de trazado sinuoso que envolviese el edificio de salvamento y le diese un mejor acceso a este y al bar a través de rampa y escalera. Igualmente se eliminaría la escalinata desde la calle playa de Carranques, modificando su rasante para que pueda llegar a nivel a la plaza.

Tras la plataforma principal, se continuaría el descenso en rampa hasta los vestuarios, donde se dispondría de una zona pavimentada nueva con duchas sobre postes, sustituyendo el poco higiénico muro de duchas actual. También, aprovechando los afloramientos rocosos del lado de salvamento, se dispondrían de unas bancadas curvas de chapa para poder dejar toallas y otros objetos personales mientras se ducha.

La actuación se completaría con la reforma del edificio de vestuarios, mejorando su ventilación e incluyendo una cabina accesible; y la reforma de salvamento, que incluiría enfermería con un nuevo ventanal con vistas a la playa, vestuario de socorristas y almacén.

 

Plaza Huelgues


La intervención en este espacio se reduciría a la eliminación del espacio de aparcamiento desordenado en lo que era antes el fondo de saco de la calle Gijón, convirtiéndolo en peatonal. Al igual que en Carranques, se mantendría el pavimento original, incluyendo un nuevo mobiliario fijo para uso de la terraza del gastrobar La Cabaña.

Por otro lado, se trataría el muro del paseo con la plantación de hiedra, se conservaría la escalinata circular y se sustituiría la balaustrada de hormigón por otra de acero galvanizado.

Los vestuarios se reformarían al igual que en Carranques, incluyendo la reubicación de la explanada de duchas a la parte delantera.


No hay comentarios: